La activista Olimpia Coral Melo Cruz, promotora de la Ley Olimpia, que busca castigar a quienes difundan material íntimo de mujeres en internet se reunió con el diputado José Luis Guillén, integrante de la Decimosexta Legislatura de Quintana Roo, a fin de promover esta legislación en el estado; posteriormente dio una conferencia de prensa acompañada del legislador y del ombudsman del estado, Marco Antonio Toh Euán.
Tanto Olimpia Coral Melo Cruz como diversos colectivos feministas se reunieron con los diputados de Quintana Roo para acordar reformas al Código Penal y a la Ley de Acceso a una Vida Libre de Violencia. Buscan que la Ley Olimpia se aplique en la entidad tal como en los otros 19 estaos en los que ya está vigente.
La ley busca prevenir la violencia digital contra las mujeres y sancionar a quienes difundan estos materiales sensibles e íntimos, incluidas fotos como la del crimen de Ingrid Escamilla, con entre seis y ocho años de prisión.
Las activistas informaron que tan solo en el último mes se han contabilizado 13 casos de mujeres víctimas de violencia digital. Además dijeron que han detectado 23 mercados de explotación sexual en línea donde se comercializan packs de mujeres. Lamentan que estos se vendan “como si fueran platos desechables”.
El diputado del Movimiento Auténtico Social (MAS) José Luis Guillén López reafirmó la postura que ha venido manifestando hace meses, en el sentido de que actualmente el Código Penal de Quintana Roo sólo considera el ciberacoso sexual, y lo que ellos, en conjunto con las activistas están proponiendo, es ampliarlo para que se sancionen actos como la violencia cibernética y la violación a la intimidad de las mujeres.
A esta suma de esfuerzos, además de las activistas encabezadas por Olimpia Coral Melo Cruz, de los diputados encabezados por José Luis Guilén López, del Movimiento Auténtico Social (MAS) se une también el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo, Marco Antonio Toh Euán. Se espera que pronto el Congreso del Estado pueda aprobar la Ley Olimpia, para sancionar a quienes difunden este material sensible.