Ir al contenido

Etiqueta: liderazgo positivo

CONSTRUIR UNA ORGANIZACIÓN EMOCIONALMENTE INTELIGENTE

A nivel individual, una de las capacidades básicas del liderazgo es la Inteligencia Emocional. Sin embargo, el estrés, la falta de consciencia, la presión por lograr los objetivos o la ansiedad muchas veces nos llevan a no actuar de manera emocionalmente inteligente……y a no lograr nuestros objetivos o a hacerlo a un precio enorme. A nivel corporativo, pasa igual. Las organizaciones emocionalmente inteligentes, tienen también muchas más probabilidades de liderazgo, aunque las prisas, los objetivos equivocados, y otros factores hagan que muchas veces no logren llegar a su mejor versión. Organización Emocionalmente InteligenteLa empresas y las emociones: redes de energía Hoy en día sabemos que las empresas son como redes de electricidad por donde fluyen las emociones, que se contagian de unas personas a otras gracias a las llamadas neuronas espejo. Como señala Sigal Barsade, el contagio emocional existe, y puede ser positivo o negativo.

Share

PERSONAS FELICES, EMPRESAS SOSTENIBLES, MEJOR SOCIEDAD

La economía de Mercado es positiva si se “aplica” adecuadamente. La humanidad no ha conocido períodos con los niveles actuales de vida, de educación y de salud en los países desarrollados. Con los medios económicos y técnicos de los que disponemos hoy en día, no parece razonable que estos avances vayan acompañados de una deshumanización tan profunda en los países desarrollados y de situaciones de pobreza tan profunda en muchas partes del mundo.

Pero como reza un dicho, “el Puente se va construyendo a medida que lo cruzamos”, o lo que es igual: estamos en un sistema en construcción y por tanto puede y se debe rectificar, reencaminar dado que está empezando a dejar a muchas personas atrás y da señales inequívocas agotamiento y efectos no deseados.

Share

3 BENEFICIOS DEL LIDERAZGO POSITIVO Y 4 ESTRATEGIAS PARA IMPLEMENTARLO

¿Es productivo centrarnos en lo negativo? A menudo nos enfrentamos a las situaciones y al trabajo de los demás buscando el error. Nos pasamos la vida resaltando las debilidades y equivocaciones de nuestros hijos, nuestros amigos o colaboradores en el trabajo. ¿Conseguimos con ello mejores resultados? ¡¡¡NO, sólo logramos poner energía en lo que no funciona,  y crear un ambiente irrespirable¡¡¡ Y por cierto, como ya he dicho en muchos otros posts, centrarnos en lo positivo no supone rebajar el nivel de exigencia¡¡¡

Nuestro lado negativo. ¿Y el otro lado?

Tendemos a enfocarnos en lo negativo. Está en nuestra genética, fruto de la evolución. Ser pesimistas, prepararnos para lo peor, es un mecanismo para sobrevivir a catástrofes naturales. De la misma forma, como seres vivos, las organizaciones sienten que tienen que conseguir sus objetivos A PESAR de las deficiencias de sus equipos.

Share

LIDERANDO TRANSFORMACIONES EMPRESARIALES (1): UNA VISIÓN ÉTICA Y POSITIVA

La transformación de empresas está cada vez más en auge, además en todo tipo de compañías. En las grandes, por su necesidad de reinventarse de manera periódica, no perder contacto con el cliente – el control y la superburocracia han alejado a muchas empresas de sus clientes –, por la aparición de nuevos competidores especializados en diferentes partes de la cadena de valor o por las nuevas tecnologías, que comienzan a poner o pondrán patas arriba muchas industrias: desde los servicios financieros – con Google, Paypal  – o la educación – con la aparición de plataformas de enseñanza a distancia cada vez más potentes – .

En las pequeñas, porque el mundo se mueve muy rápido y es necesario estar preparado para centrarse en las capacidades fundamentales y en los clientes.

Share

LAS ORGANIZACIONES Y EL CÍRCULO VIRTUOSO

Artículo publicado en el blog del IESE por José Luis Guillén (Organizations and the Virtuous Circle)

Recientemente ha habido un gran debate sobre el objetivo real de “la organización”. En el mundo occidental, la opinión predominante en las últimas décadas ha sido que su objetivo era maximizar el valor del accionista por encima de cualquier otra consideración. En otras palabras, el CÓMO (si una empresa es o no virtuosa en el cumplimiento de objetivos) no importaba. Como tal, los empleados, directivos y la sociedad fueron considerados simplemente como medio para alcanzar este objetivo “superior”. Las virtudes estaban fuera del radar corporativo y la ética en los negocios era, como mucho, algo que cumplir.

Share