LIDERANDO TRANSFORMACIONES EMPRESARIALES (2): UNA RAZÓN PODEROSA PARA MOVILIZAR ALIADOS Y UN PLAN SENSATO

En nuestro post anterior sobre la transformación hablábamos de dos elementos que es necesario considerar en estos procesos desde el principio: la visión ética y el enfoque positivo.  Ahora veamos más cuestiones que es necesario considerar con atención en este arte de la transformación empresarial.

Una razón para cambiar

Los procesos de transformación que funcionan empiezan con una pregunta muy poderosa y simple: ¿Por qué? Sin una razón, que explique por qué es necesario el cambio, qué es aquello que la empresa se pierde o a lo que está abocada, y que sea atractiva para los diferentes stakeholders – sobre todo empleados -, el cambio no será posible.

A mi modo de ver, esa razón no se puede centrar en lo negativo – menos en situaciones excepcionales -. Se ha de hacer ver que existe otro futuro, más atractivo y mejor y donde por supuesto se señalen los problemas o las implicaciones de no cambiar de una manera lo más tangible posible.

Y se ha de apelar tanto al intelecto como a las emociones. Un ejecutivo de Pixar solía hablar sobre crear mundos a los que la gente quiere pertenecer. Y uno de los motores del cambio puede tener que ver con la reconexión con el propósito que muchas veces se pierde de vista.

Entendiendo el propósito y los valores

Muchos de estos procesos comienzan con el desarrollo de una Visión y de una Misión. El propósito es diferente a mi modo de ver.  Tal y como se señala en el libro Conscious Capitalism, el propósito se refiere a aquello que queremos hacer para lograr un entorno diferente, aquello que nos mueve por dentro,  mientras que la misión tiene que ver más la estrategia fundamental que se quiere seguir, y la visión tiene que ver con cómo será el mundo una vez que hayamos logrado poner en marcha nuestro propósito.

El propósito es fundamental para lograr que la gente se conecte al proceso de transformación. Y muchas veces, el por qué que señalábamos antes, tiene que ver con volver a conectar a la organización con el propósito.

Con respecto a los valores, es necesario definir cuáles son los valores que queremos que sean los preponderantes en la organización. Pero es importante entender en este punto que no se puede esperar pasar del día a la noche en un instante. Hace poco un directivo de un banco extranjero reconocía que habían tenido comportamientos poco aceptables durante años ……y que se iban a cambiar en menos de 6 meses¡¡¡ . Difícil de creer¡¡¡

Ket de Vries señala algunos valores que suelen ser habituales: confianza, la responsabilidad (accountability), foco en el cliente, equipo, empoderamiento y disposición al cambio.

La coalición del cambio

Uno solo, en plan llanero solitario, lo más probable es que fracase a la hora de acometer cambios. Es importante, como señala Kotter, de la Harvard Business School, entender quiénes tienen algo que decir, poder e influencia y contar con ellos. Y no sólo eso, sino involucrarles de verdad, para que la transformación tenga éxito.  Esa coalición debe incluir al equipo de dirección, pero también al Consejo, a empleados clave, y en buena medida, a otros stakeholders relevantes.

Nueva ruta: Visión y Plan Estratégico, Objetivos e Iniciativas y Planes de Acción.

El propósito y la nueva visión llevan a entender desde otro punto de vista qué es lo que la empresa debe hacer y cómo: un plan estratégico, que a la luz de ese propósito y visión, del análisis detallado del entorno competitivo, de las necesidades de los clientes y stakeholders, y entendiendo las capacidades internas, proponga el camino seguir. Y todo ello sin olvidarnos de la ética y el enfoque positivo.

De nuevo, no tiene sentido decir que uno de los valores es el foco en el cliente, y luego promover acciones de marketing con productos que generan beneficios ficticios para éste. Recuerde: Siempre coherencia¡¡

Posts relacionados:

Share

Esta entrada fue publicada en Estrategia, Ética y Empresa, Liderazgo Positivo y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a LIDERANDO TRANSFORMACIONES EMPRESARIALES (2): UNA RAZÓN PODEROSA PARA MOVILIZAR ALIADOS Y UN PLAN SENSATO

  1. Pingback: LIDERANDO TRANSFORMACIONES EMPRESARIALES (3): UNA PLANIFICACIÓN DETALLADA ES CLAVE ¡¡¡ | José Luis Guillén

  2. Pingback: LIDERANDO TRANSFORMACIONES EMPRESARIALES (1): UNA VISIÓN ÉTICA Y POSITIVA | José Luis Guillén

Los comentarios están cerrados.