¿Es productivo centrarse en lo negativo?

Comparto en este post un artículo que he escrito para la revista Capital, con el título: ¿Es productivo centrarse en lo negativo?

Para la mayoría de los seres humanos es más habitual centrarse en lo negativo que en lo positivo. Nos pasamos la vida resaltando los errores y aspectos menos positivos de todos aquellos que nos rodean: hijos, ami­gos, pareja, compañeros de trabajo. Es cierto que está en nuestra genética el estar alerta de los peligros. Prepararse para lo peor es casi un mecanismo de defensa. Pero existe una forma diferente de enfrentarse a las cosas que tiene que ver de alguna manera con la esperanza: ver lo positivo, sin dejar eso sí, de ser realistas. El efecto de búsqueda de lo positivo y de su impacto ya se encuentra en la naturaleza. Se trata del llamado efecto heliotrópico que define en botánica el movimiento que realiza un organismo buscando la luz dd sol.

Liderazgo Positivo

El liderazgo positivo consiste en dirigir nuestra atención y  esfuerzos en las organizaciones hacia aquellas áreas en las que hay luz, en centrarse en lo positivo, en las fortalezas y el potencial.

¿Quiere esto decir que hay que olvidarse de aquello que hemos de mejorar?. En absoluto. Pero el foco se ha de poner en aquello que empuja hacia adelante. Y Ia forma de abordar aquello que queda para mejorar debe ser constructiva. Una persona motivada es poderosa. Un equipo motivado es imparable. Y solo se puede motivar desde la verdad, desde la esperanza, desde la humanidad y desde el amor mezclado con la cxigencia.

Hoy en día, muchos directivos  -claves para generar ese entorno positivo-  piensan así. Pero solo podrán actuar de manera coherente con ese pensa­miento desde su ‘yo’: no por lo que hacen -que tam­bién-, sino por lo que son: no olvidemos que cl lide­razgo no trata de hacer cursos, sino que es sobre todo un camino interior

Las virtudes clásicas -prudencia, templanza, fortaleza y justicia-son la base para liderar. Y han de estar com­binadas con las herramientas adecuadas de autogestión y de gestión de otros, así como con los conocimientos técnicos necesarios. Y todo debe estar guiado  por una mirada compasiva, desde el corazón.

Efectos del liderazgo positivo

Kim Cameron -de la Universidad de Michigan y su equipo- ha podido comprobar de manera empírica cómo el liderazgo positivo – ético- tiene un efecto de manera sostenida en muchos indicadores de negocio: ingresos, retención de empleados y clientes, flujo de caja, etcétera. Y lo han comprobado para muchos sectores -banca y finanzas, líneas aéreas, sanidad y educación, entre otros.

Este liderazgo posee tres claras connotaciones:

  • Un foco en la virtud y en lo mejor de la condición humana.
  • Una preferencia por las fortalezas, el apoyo frente a la critica despiadada, el optimismo, la esperanza frente a la desesperanza. Una confianza, trabajada, en lo bueno.
  • Un espectacular nivel de logro, que excede drásticamente­  lo que es normal.

Los resultados buenos  existen en muchos tipos dc organizaciones. Los resultados excepcionales, se lo­gran, de manera sostenible, cuando logramos buenas personas, buenos profesionales y conexión con el propósito.­ Y ello solo se puede hacer, como ya señalaba antes, actuando desde la virtud, y desde una visión positiva de la gestion.

Estrategias, técnicas y herramientas para la”desviación positiva extraordinaria”

Existen cuatro estrategias y un conjunto de técnicas concretas, métodos y herramientas aplicables a las or­ganizaciones que hacen posible la llamada desviación positiva extraordinaria -lograr resultados por encima de lo común:

  1. Clima positivo, compasión, amor, perdón, gratitud.
  2. Relaciones positivas: redes de energía, enfoque desde las fortalezas.
  3. Comunicación positiva: feedback positivo, comunicación comprensiva.
  4. Significado positivo: propósito, valores, trascendencia, comunidad.

Sin entrar en mucho detalle, y mirando la crisis catalana, uno podía analizar los diferentes líderes políticos de nuestro país y preguntarse:

¿Quién ha generado una visión y un clima positivos? ¿Quién ha actuado desde la virtud en lugar de ir al enfrentamiento irracional? ¿Quién ha estado promoviendo actuaciones que puedan dar lugar a resultados positivos y cxtraordinarios?

Les dejo las respuestas a cada uno de Ustedes. Sólo un comentario. Cataluña está, hoy, muy lejos de lograr llegar a su máximo potencial. Se ha metido, 0 mejor­ la han metido, en un cuarto oscuro. Unos por desvarío, y otros -muchos-por inacción durante décadas. Hemos de recobrar la esperanza y todo lo bueno que tenemos -que es mucho-  juntos.

Share

Esta entrada fue publicada en Liderazgo Positivo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.