Ir al contenido

Así comunica un líder positivo para evitar el miedo

Quienes me conocen saben que la cuestión del liderazgo positivo es uno de mis temas favoritos en mis estudios de economía y empresa.

Hace un tiempo publicaba en la revista Capital un artículo -que compartí en este blog– en el que reflexionaba acerca de si es positivo centrarse en lo negativo. El desarrollo de mi argumentación pueden seguirlo en dicha publicación, pero la respuesta era que no.

La mejor forma de avanzar positivamente en un ambiente empresarial (y de trabajo en general) es centrarse en lo positivo. Estimular a las personas a que compartan lo mejor de sí mismas, a que desarrollen todo su potencial.

Sin embargo, una de las condiciones para hacer esto es ser realista: saber qué es lo que está mal, o es mejorable, y corregirlo.

La clave está en el cómo se comunica esto a los empleados.

Un líder positivo comunica con positividad

Un líder positivo -que son los líderes buenos- comunicará la necesidad de mejora a los empleados centrándose en lo que ellos hacen bien. Alentándolos y transmitiendo confianza. Impulsando y alentando. Un líder negativo lo hará desde la crítica.

En el mundo actual, con tanta movilidad laboral, tanta competencia y tanta pérdida de puestos de trabajo después de la crisis económica que estalló en 2008 (un problema que se vivió de manera especialmente dura en España), muchas personas viven con mucho miedo ante la posibilidad de perder su empleo.

Miedo: malos resultados

El miedo, que naturalmente es una reacción del ser humano que sirve de alerta ante el peligro físico, es generalmente paralizante y pernicioso cuando de trata de cuestiones laborales. Y un jefe que centra su comunicación en la crítica activa ese miedo entre sus trabajadores. Se pierde la motivación por lograr la excelencia y ese temor pasa a ser el motor del trabajo. Se pierde el significado.

Por lo tanto, el trabajador intentará cumplir con lo que se le pide sin intentar dar un paso más allá por temor a equivocarse. Y sabemos que los mejores logros llegan después de las mayores equivocaciones.

Además, si en tu mundo empresarial impera el miedo, se va a generar un mal clima laboral que es el caldo de cultivo para la falta de resultados. Por el contrario, un clima positivo propicia la creatividad y productividad de los individuos y la colaboración a nivel de equipo, lo que se traduce en mejor atención al cliente y en unos mejores resultados.

Bienestar de las personas

El lograr que las personas alcancen su máximo potencial sólo se puede conseguir en entornos donde se fomenta su desarrollo y bienestar. Como reflexionaba en esta entrada hace algunos años.

Otra cuestión que preocupa, y mucho en las empresas, es la captación y retención del talento. Y sabemos perfectamente que el estrés que genera un líder negativo sobre los empleados los lleva muchas veces a buscar alternativas. Eso genera pérdidas también económicas, ya que las empresas han invertido en formar a ese trabajador. Y los frutos de esa formación y de su experiencia los aprovecharán otros.

En el día a día, ante la presión de la productividad y las cifras, es importante que no perdamos de vista estos detalles. Porque no solo van a traer más felicidad a los jefes y los empleados, sino mejores resultados a la empresa y la sociedad.

Share

Publicado elEstrategiaÉtica y EmpresaLiderazgo PositivoPersonasSociedadTransformaciónUncategorized

Se el primero en comentar

Deja un comentario