AFRONTAR CON ÉXITO LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL

Vivimos en un entorno de continuos cambios tecnológicos disruptivos y culturales que nos ofrecen grandes posibilidades y desafíos. La rapidez con la que se producen hace que no seamos conscientes de cómo están transformando nuestra forma de trabajar, de comunicarnos, de relacionarnos, de enseñar… En definitiva, nuestra manera de vivir.

Indudablemente, este contexto obliga a las organizaciones a repensar sus estrategias y procedimientos. No hay que olvidar que la aparición de la informática supuso un hecho crucial para la mecanización de los procesos y la posibilidad de procesar y distribuir información a gran escala. Sin embargo, lo digital ha multiplicado exponencialmente la capacidad de estar conectados. El acceso a internet ha dejado de ser un elemento propio del mundo profesional y se ha convertido en una herramienta de fácil y rápido acceso para todo el mundo. Hoy, hablamos con familiares y amigos a través del Whatsapp, los alumnos pueden acceder a más información de la que conoce el profesor , la música se ha vuelto digital, no hace falta comprar el periódico para recibir información, el e-commerce se está consolidando, en contadas ocasiones pisamos una sucursal bancaria para realizar nuestras gestiones, incluso se afirma ya que el big data es el petróleo del siglo XXI.

En el ámbito empresarial -y también en el de la educación- ha ocurrido algo parecido: nuevos métodos en la selección de personal, marketing digital, comunicación interna 2.0, desarrollo de la marca, internacionalización, innovación, proveedores, investigación, seguridad informática, etc. 

La era digital implica nuevos retos para las empresas e instituciones. Conocer mejor a los clientes, saber cómo adelantarse a sus necesidades, repensar sus estructuras, analizar toda la información disponible, crear un espacio favorable para la innovación y el emprendimiento de los empleados y contar con un nuevo estilo de liderazgo, son algunos de los factores claves  en el proceso de transformación digital de aquellas empresas que no quieran caer en la brecha digital.

Extracto de tribuna publicada en Views, la revista de alumni CEU. Puedes ver el artículo completo y el resto de la publicación en este enlace 

 

 

Share

Esta entrada fue publicada en Transformación y etiquetada . Guarda el enlace permanente.