PERSONAS FELICES, EMPRESAS SOSTENIBLES, MEJOR SOCIEDAD

La economía de Mercado es positiva si se “aplica” adecuadamente. La humanidad no ha conocido períodos con los niveles actuales de vida, de educación y de salud en los países desarrollados. Con los medios económicos y técnicos de los que disponemos hoy en día, no parece razonable que estos avances vayan acompañados de una deshumanización tan profunda en los países desarrollados y de situaciones de pobreza tan profunda en muchas partes del mundo.

Pero como reza un dicho, “el Puente se va construyendo a medida que lo cruzamos”, o lo que es igual: estamos en un sistema en construcción y por tanto puede y se debe rectificar, reencaminar dado que está empezando a dejar a muchas personas atrás y da señales inequívocas agotamiento y efectos no deseados. Sigue leyendo

Share

Publicado en Ética y Empresa, Liderazgo Positivo, Personas, Sociedad | Etiquetado , , , , , , , | 1 comentario

Cómo formar para los trabajos del mañana

La semana pasada tuve el privilegio de participar en una mesa redonda sobre la transformación digital, y cómo obliga a las universidades a adaptarse al nuevo mundo laboral. 

Publico en este post el artículo publicado por Hugo Gutiérrez en el El País, resumen del debate:

Cómo formar para los trabajos del mañana

El mundo de hoy es muy diferente al de hace una década, y la transformación digital lo cambiará todavía más. Una fuente de incertidumbre para las profesiones actuales y también para las universidades, que están obligadas a adaptarse a las necesidades del mercado laboral mucho más rápido que antaño. Esto les supone un examen constante para no quedarse atrás. Cómo diseñar la educación superior para prepararla para las profesiones del mañana ha sido el tema de un debate organizado por El País y patrocinado por la Fundación Universitaria San Pablo CEU.

 

El principal objetivo de las universidades será mantenerse como la referencia en la formación de los trabajadores cualificados del futuro. “Las universidades están obligadas a reinventarse y se tienen que adaptar más rápido a los cambios”, asegura José Luis Guillén, director general de la Fundación Universitaria San Pablo-CEU.

Una tarea que se complica con la transformación digital. De hecho, el 47% de los puestos de trabajo actuales están en riesgo de desaparecer, según un estudio de la Universidad de Oxford. A esto hay que unir que nueve de cada diez de los empleos que se mantengan cambiarán de forma radical.

“El mundo laboral se mueve muy rápido, pero en las universidades nos encontramos con unas estructuras algo más rígidas. Tenemos que conectarnos mejor con el mundo exterior y las empresas”, reconoció Guillén, a lo que añadió: “Ya estamos promoviendo iniciativas en este sentido y ese tiene que ser el camino a seguir”. Una lectura de la situación con la que coincidió Carolina Jeux, consejera delegada de Telefónica Educación Digital: “Las universidades deben acelerar su proceso de transformación digital porque sino en unos años podrían quedar pocas con ADN iberoamericano”.

 

EL FRENO AL CAMBIO DESDE LA ANECA

Las universidades están ante el reto de adaptarse a un mundo nuevo. Pero esto solo lo pueden hacer si sus estructuras son menos rígidas. Algo a lo que no ayuda, según Silvia Leal, la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca). “La universidad mudará solo cuando cambie la Aneca”, defendió, y puso como ejemplo la dificultad para introducir como profesores universitarios a profesionales de éxito. “La experiencia profesional solo tiene un peso del 2% en la valoración para ser profesor contratado. Da igual que hayas sido el mejor consejero delegado con una carrera extraordinaria, porque eso no se valora desde la Aneca”, argumentó la experta.

Pero, ¿cómo pueden adaptarse y reinventarse estos centros? “Todo el sistema educativo tiene que acelerar el desarrollo de nuevos programas de estudio que cubran las necesidades de las empresas”, insistió Jeux, aunque matizó que no se tratará solo de crear nuevas carreras: “Las que existen también tendrán que actualizarse constantemente”. El filósofo José Antonio Marina apoyó todas estas conclusiones durante el encuentro, aunque dio un giro al debate hacia la pregunta: ¿para qué formamos? “La educación está en un estado de alerta para ver exactamente como diseñar los sistemas educativos. El problema es que los tenemos que crear para un mundo que todavía no conocemos”, explicó.

Marina fue además muy crítico con el modelo actual de las universidades. “Pertenecen al siglo XX como mucho. No son instituciones de aprendizaje, que es lo que necesitamos. Están obsesionadas con la investigación”.

APRENDER CORRECTAMENTE

El filósofo considera imprescindible que se enseñe a aprender de forma correcta, porque se deberá practicar toda la vida. “Tenemos que diseñar sistemas rápidos y eficientes de aprendizaje para todas las edades”, insistió. En este punto coincidió Guillén, que precisó: “Se debe transmitir desde niños y es algo que deben incorporar también los profesores para estar siempre actualizados”.

Eso sí, hay diferentes formas de inculcar este sistema de aprendizaje para toda la vida. Según Silvia Leal, experta en innovación y transformación digital, lo importante es que se vea como una oportunidad y un entretenimiento: “No hay que decirles que tendrán que estudiar para siempre, como si fuese un esfuerzo. Hay que enseñarles a disfrutar de ello”, insistió.

El miedo a perder miles de puestos de trabajo y cientos de profesiones con el desarrollo tecnológico y de la inteligencia artificial se puede paliar. ¿Cómo? Con la creatividad, un área en el que las personas mantendrán su dominio sobre los sistemas informáticos, según los expertos. “Empleo no va a faltar, solo hace falta inventarlo”, afirmó Leal. Además, habrá determinados empleos que serán más demandados. Por ejemplo, analistas y programadores de Internet de las cosas, cuya demanda se multiplicará por 15 para 2020, según la Universidad de Richmond (Virginia, EE UU).

“Todos los estudios dicen que va a haber muchas profesiones que hoy son imposibles de identificar”, reconoció Guillén al inicio del encuentro, algo que dificulta asimismo la labor de las universidades. La mayoría de ellas, según los expertos, estarán relacionadas con la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés). Pero no solo. “Se desarrollarán un gran número de empleos relacionados con las relaciones personales. Los robots nos podrán sustituir en muchas cosas, pero no lo podrán hacer todo”, argumentó Marina.

“Esta capacidad de aprender cosas nuevas será más importante que un título universitario de hace 15 años”, defendió Pedro Moneo, consejero delegado de la consultora de innovación Opinno. De esta forma se podrá sortear la pérdida de empleos que augura el Foro Económico Mundial con las nuevas tecnologías, que a su vez están asociadas a la creación de dos millones de puestos de trabajo.

Esto ya se percibe en el mercado laboral, que inventa profesiones de una forma más rápida. “La diferencia con hace unos años es que se propagan por las empresas mucho antes”, explicó Moneo. Es decir, las corporaciones han roto, en parte, la rigidez de sus estructuras y son capaces de introducir cambios de forma más ágil. Además, Moneo relató varios modelos óptimos para refrescar los conocimientos de los trabajadores. En su opinión, uno de los más efectivos es el formato de talleres, con un maestro y un aprendiz. “Debe ser un lugar al que entrar muchas veces a lo largo de tu carrera profesional para refrescar y reciclarte como trabajador”, reiteró.

Ya hay iniciativas que intentar rellenar estas necesidades en la sociedad de aprender nuevas cosas a lo largo de su vida laboral. Una de estas vías son los MOOC, acrónimo de massive open online courses, lo que traducido al castellano sería algo así como cursos en línea masivos y abiertos. Estos cursos de formación son, por lo general, gratuitos y con un nivel muy alto. “Es muy importante que los conozcamos. Creo que no se les da valor porque son gratuitos, pero son muy buenos”, defendió Leal.

Los participantes coincidieron en que estas nuevas formas de aprendizaje online, sin embargo, no son una alternativa a las universidades. Se trata, según los asistentes, de un complemento en la formación que ayuda a los centros convencionales a conocer mejor las nuevas necesidades. Además de los MOOC, diferentes corporaciones han lanzado plataformas con una idea similar. Entre ellas, Telefónica: “Tenemos en marcha el proyecto ScolarTIC, un espacio de aprendizaje con casi medio millón de usuarios. Además, en este caso también es gratuito y está abierto para España y Latinoamérica, incluido Brasil, con contenidos propios en portugués”, explicó Carolina Jeux.

Otro de los grandes dilemas actuales para las universidades, así como para las empresas, es la atracción del talento a sus organizaciones. “La gente con más talento no quiere trabajar en corporaciones, prefieren ir por libre”, aseguró Moneo. Esto provoca que los compromisos y proyectos sean cortos y se reduzcan las planificaciones a largo plazo.

Durante el debate, se relacionó el talento con los líderes. Y entre todos describieron cuáles son las capacidades esenciales que deben tener. “Tienen que fijar las metas, saber movilizar a las personas y ser capaces de evaluar correctamente”, argumentó Marina. Moneo añadió los valores que, a su juicio, son los que deben tener: “Visión, creatividad, empatía, capacidad de resolver problemas… El liderazgo lo identifico con vocación y con la buena ética. Si nos fijamos, todo está asociado a las ciencias sociales en un mundo cada vez más tecnológico”.

LA TOMA DE DECISIONES

Guillén enfatizó asimismo la importancia de las ciencias humanas en el futuro y destacó la capacidad de desarrollar y formar a otras personas. Un perfil de un buen líder al que Jeux dio la última pincelada: “Solo le añadiría la resiliencia. Es necesario ser capaces de sobreponerse a las cosas que no salen bien y levantarse. En un mundo que cambia tan rápido, los errores se deben usar para aprender”.

Todo ello, para enfrentarse al próximo gran reto, que identificó José Antonio Marina: “La información la manejan mejor los sistemas de inteligencia artificial, pero la toma de decisiones debe pertenecer al ser humano. Tenemos que saber explicar por qué son importantes las ciencias humanas y desarrollar el pensamiento crítico en un mundo tecnológico que favorece la posverdad [la mentira]“, defendió el filósofo.

Share

Publicado en Ética y Empresa | Deja un comentario

¿Es productivo centrarse en lo negativo?

Comparto en este post un artículo que he escrito para la revista Capital, con el título: ¿Es productivo centrarse en lo negativo?

Para la mayoría de los seres humanos es más habitual centrarse en lo negativo que en lo positivo. Nos pasamos la vida resaltando los errores y aspectos menos positivos de todos aquellos que nos rodean: hijos, ami­gos, pareja, compañeros de trabajo. Es cierto que está en nuestra genética el estar alerta de los peligros. Prepararse para lo peor es casi un mecanismo de defensa. Pero existe una forma diferente de enfrentarse a las cosas que tiene que ver de alguna manera con la esperanza: ver lo positivo, sin dejar eso sí, de ser realistas. El efecto de búsqueda de lo positivo y de su impacto ya se encuentra en la naturaleza. Se trata del llamado efecto heliotrópico que define en botánica el movimiento que realiza un organismo buscando la luz dd sol.

Liderazgo Positivo

El liderazgo positivo consiste en dirigir nuestra atención y  esfuerzos en las organizaciones hacia aquellas áreas en las que hay luz, en centrarse en lo positivo, en las fortalezas y el potencial.

¿Quiere esto decir que hay que olvidarse de aquello que hemos de mejorar?. En absoluto. Pero el foco se ha de poner en aquello que empuja hacia adelante. Y Ia forma de abordar aquello que queda para mejorar debe ser constructiva. Una persona motivada es poderosa. Un equipo motivado es imparable. Y solo se puede motivar desde la verdad, desde la esperanza, desde la humanidad y desde el amor mezclado con la cxigencia.

Hoy en día, muchos directivos  -claves para generar ese entorno positivo-  piensan así. Pero solo podrán actuar de manera coherente con ese pensa­miento desde su ‘yo’: no por lo que hacen -que tam­bién-, sino por lo que son: no olvidemos que cl lide­razgo no trata de hacer cursos, sino que es sobre todo un camino interior

Las virtudes clásicas -prudencia, templanza, fortaleza y justicia-son la base para liderar. Y han de estar com­binadas con las herramientas adecuadas de autogestión y de gestión de otros, así como con los conocimientos técnicos necesarios. Y todo debe estar guiado  por una mirada compasiva, desde el corazón.

Efectos del liderazgo positivo

Kim Cameron -de la Universidad de Michigan y su equipo- ha podido comprobar de manera empírica cómo el liderazgo positivo – ético- tiene un efecto de manera sostenida en muchos indicadores de negocio: ingresos, retención de empleados y clientes, flujo de caja, etcétera. Y lo han comprobado para muchos sectores -banca y finanzas, líneas aéreas, sanidad y educación, entre otros.

Este liderazgo posee tres claras connotaciones:

  • Un foco en la virtud y en lo mejor de la condición humana.
  • Una preferencia por las fortalezas, el apoyo frente a la critica despiadada, el optimismo, la esperanza frente a la desesperanza. Una confianza, trabajada, en lo bueno.
  • Un espectacular nivel de logro, que excede drásticamente­  lo que es normal.

Los resultados buenos  existen en muchos tipos dc organizaciones. Los resultados excepcionales, se lo­gran, de manera sostenible, cuando logramos buenas personas, buenos profesionales y conexión con el propósito.­ Y ello solo se puede hacer, como ya señalaba antes, actuando desde la virtud, y desde una visión positiva de la gestion.

Estrategias, técnicas y herramientas para la”desviación positiva extraordinaria”

Existen cuatro estrategias y un conjunto de técnicas concretas, métodos y herramientas aplicables a las or­ganizaciones que hacen posible la llamada desviación positiva extraordinaria -lograr resultados por encima de lo común:

  1. Clima positivo, compasión, amor, perdón, gratitud.
  2. Relaciones positivas: redes de energía, enfoque desde las fortalezas.
  3. Comunicación positiva: feedback positivo, comunicación comprensiva.
  4. Significado positivo: propósito, valores, trascendencia, comunidad.

Sin entrar en mucho detalle, y mirando la crisis catalana, uno podía analizar los diferentes líderes políticos de nuestro país y preguntarse:

¿Quién ha generado una visión y un clima positivos? ¿Quién ha actuado desde la virtud en lugar de ir al enfrentamiento irracional? ¿Quién ha estado promoviendo actuaciones que puedan dar lugar a resultados positivos y cxtraordinarios?

Les dejo las respuestas a cada uno de Ustedes. Sólo un comentario. Cataluña está, hoy, muy lejos de lograr llegar a su máximo potencial. Se ha metido, 0 mejor­ la han metido, en un cuarto oscuro. Unos por desvarío, y otros -muchos-por inacción durante décadas. Hemos de recobrar la esperanza y todo lo bueno que tenemos -que es mucho-  juntos.

Share

Publicado en Liderazgo Positivo | Etiquetado , , | Deja un comentario

Atraer, formar en valores y retener el talento

Me gustaría comenzar estas líneas haciendo la siguiente afirmación:

estoy convencido de que España tiene la capacidad suficiente para atraer y competir en talento joven a nivel internacional.

Este es uno de los mayores retos que las empresas, las Administraciones Públicas y las instituciones educativas tenemos por delante.

Aunque en ocasiones sentimos que nos quedamos atrás si nos comparamos con otros países de nuestro entorno, debemos ser capaces de cambiar el “chip” y manifestar con orgullo lo mucho y bueno que tenemos aquí. La prueba está en que encontramos a muchos españoles liderando importantes compañías dentro y fuera de España, además de tener a numerosos investigadores que hoy en día son referentes a nivel mundial.

Ahora bien, no se puede confiar todo el talento a la excelente preparación académica que tenemos o al extrovertido carácter que posee el ciudadano español y que tan “buena prensa” tiene fuera de nuestras fronteras. Lo importante, en primer lugar, es identificar bien ese talento. En nuestro caso, y así lo tratamos de aplicar en todos los centros educativos del CEU, abogamos por impulsar ciertos valores que potencien las capacidades del estudiante y que deben ser la esencia del profesional del siglo XXI: la meritocracia, el trabajo en equipo, ser flexibles y con capacidad de reinventarse constantemente, el reconocimiento al trabajo bien hecho, el dominio de varios idiomas o la preparación en habilidades dentro del mundo digital, entre otros.

Una vez localizado ese talento, resulta necesario formar a la persona en su sentido más amplio. La formación pura y exclusiva en conocimientos técnicos es una metodología prácticamente agotada. En la actualidad, cada vez es más necesario complementar esos conocimientos con otras dimensiones, que al final son las que configuran cómo es y cómo actúa una persona.

Nuestro propósito es formar personas capaces de liderar, de transformar la sociedad y de influir en sus entornos. En definitiva, les ayudamos a ser mejores personas, que sientan pasión por lo que hacen y que adquieran un cierto criterio para diferenciar lo que está bien de lo que está mal.

En este sentido, me gustaría romper una lanza a favor de las Humanidades. Cada vez estoy más convencido de que cualquier persona que pretenda dirigir equipos, deberá tener una perspectiva más amplia, con otros criterios diferentes basados en el conocimiento de la Filosofía. Solo así será capaz de tomar las mejores decisiones para el buen funcionamiento de la compañía. De hecho, ya hay empresas punteras en Estados Unidos que están contratando a filósofos para ayudarles a dar sentido a su actividad.

Pero tampoco debemos engañarnos ni pensar que se puede cambiar de un plumazo algo tan complejo como el actual sistema educativo. Lo que sí es cierto es que cada vez surgen más iniciativas que pretender acercar el mundo profesional a lo que se imparte en las aulas. En el CEU estamos poniendo en marcha numerosos proyectos para desarrollar entre nuestros estudiantes competencias nuevas y fomentar en los niños desde muy pequeños temas como el pensamiento crítico, el emprendimiento o el liderazgo basado en valores.

Entre otros muchos, sirva como ejemplo el del joven Alejandro Escario, un ingeniero formado en la Universidad CEU San Pablo de Madrid que logró, con tan solo 25 años, el premio “Best Medical Project” de los Global Fab Awards 2015 -organizado por el Center for Bits and Atoms del MIT (Estados Unidos)- por su proyecto de incubadora de bajo coste para países en vías de desarrollo.

¿Cómo podemos retener el talento en España?

Si lo analizamos desde el punto de vista empresarial, considero que los empleadores deben ofrecer proyectos estables y atractivos que vayan acompañados de unas buenas condiciones de trabajo, no solo económicas. Me explico. Los jóvenes de hoy, los denominados millennials, no solo buscan satisfacer sus necesidades básicas, sino que están a la expectativa de opciones diseñadas especialmente para ellos. Les atraen empresas y marcas que les hagan sentir especiales y, por eso, es necesario que para captar el talento tengamos en cuenta sus demandas. En muchas ocasiones, más que preocuparse únicamente por su salario, los jóvenes muestran interés por asuntos relativos al equilibrio que puedan conseguir entre vida personal y trabajo, por realizar acciones colaborativas y creativas; en definitiva, por tratar de conseguir cambios reales en la sociedad.

No cabe duda de que nos queda mucho por hacer y, por ello, tenemos un amplio margen de mejora para tratar a nuestro capital humano con mayor eficiencia. La todavía alta tasa de desempleo, el escaso apego de los jóvenes a la Formación Profesional o la falta de puestos para perfiles cualificados son algunos de los factores que debemos intentar revertir para que nuestro talento esté más reconocido, pueda desarrollarse con plenas garantías de éxito y no tenga que salir de España para buscarse un lugar en el mundo profesional actual. Como formadores, debemos ser capaces de educar para profesiones que hoy todavía no existen y, por tanto, hemos de ofrecer las herramientas necesarias para lograrlo, siendo flexibles y aportando una visión global de lo que nos deparará el futuro más inmediato. Como ciudadanos, debemos adquirir el compromiso, la responsabilidad conjunta y, sobre todo, la actitud necesaria para seguir construyendo un país más próspero y mejor.

Share

Publicado en Personas, Sociedad | Deja un comentario

“CREEMOS EN LA DIFERENCIACIÓN Y ÉSTA SOLO PUEDE ALCANZARSE A TRAVÉS DE LA EXPERIENCIA”

  • Entrevista para el diario económico PORTAFOLIO, de Colombia:

José Luis Guillén, director general de la Fundación Universitaria San Pablo-CEU de España, destaca la importancia de estudiar en una institución de talla internacional.

¿Cuál es historia del CEU?

El CEU es una institución benéfico-docente sin ánimo de lucro que nació en 1933. Sus promotores pertenecen a la Asociación Católica de Propagandistas, de la Iglesia formada por seglares con vocación de servicio al bien común y con presencia activa en la vida pública. El CEU cuenta actualmente con más de 30.000 alumnos repartidos en 25 centros educativos que tenemos por toda España, donde se imparten más de 200 enseñanzas oficiales, que abarcan desde la educación infantil hasta estudios de grado y posgrado, formación profesional e incluso formación para personas con edades más avanzadas. Nuestro cometido es muy sencillo: buscar la excelencia académica y profesional, la innovación en nuestros proyectos educativos y la formación integral de nuestros estudiantes en principios y valores del humanismo cristiano.

¿Perfil y competencias de sus egresados?

El modelo educativo del CEU promueve en todos sus centros docentes -y, por tanto,
entre sus alumnos- el interés por la búsqueda de la verdad y el conocimiento, la formación de un juicio crítico, así como fomentar el compromiso y la participación activa de estos en la sociedad. En el plano académico, el CEU se apoya en modelos pedagógicos de vanguardia y apuesta claramente por la internacionalización y la cercanía al mercado laboral.

A nivel pregrados, cuál es la oferta educativa?

Como comentaba anteriormente, ofrecemos más de 200 enseñanzas oficiales
que abarcan, prácticamente, todas las áreas de conocimiento: Finanzas, Derecho, Humanidades, Comunicación, Farmacia, Medicina, Veterinaria, Arquitectura, Ingenierías, Magisterio, etc. Nosotros tratamos de sintetizar nuestra oferta universitaria en cuatro pilares básicos: experiencia internacional, tanto para estudiantes como profesores; fomento de la empleabilidad (cerca del 95% de nuestros alumnos encuentran trabajo); innovación y desarrollo del emprendimiento; e investigación con impacto social que ayuda a mejorar la sociedad.

¿Cuál es la fortaleza en posgrados y doctorados?

El éxito del área de Posgrado y Doctorado reside en un claustro de enorme prestigio
dedicado a generar investigaciones de vanguardia, en la calidad de los programas que ofrecemos, en la metodología desarrollada en el aula, así como de los más de 31.000 antiguos alumnos. Creemos en la diferenciación y ésta solo puede alcanzarse a través de la experiencia. Generar entornos reales es uno de nuestros desafíos y, para ello, hemos hecho una apuesta muy fuerte en la formación en habilidades transversales para dotar a nuestros alumnos de las capacidades necesarias para su desarrollo profesional. En este sentido, con el programa ‘Leadership Essentials’ del Center for Creative Leadership (CCL), el CEU ofrece a sus estudiantes de posgrado una formación diferencial que ha demostrado ya su éxito en más de 20 países, formando a más de 20.000 líderes en todos los sectores profesionales y sociales. En España solo puede cursarse este programa en el CEU, quizá sea porque sólo los que creen en el potencial del liderazgo tienden a aliarse.

¿Por qué estudiar en el CEU?

Más de 200.000 antiguos alumnos -5.000 de ellos colombianos- avalan la trayectoria
del CEU, que ha conseguido formar a personas para que sean capaces de liderar transformar la sociedad. Además, el CEU abre las puertas a Europa, puesto que todos nuestros títulos son oficiales y están adaptados al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), homologables en los Ministerios de Educación internacionales.

¿Por qué el interés en el estudiantado colombiano?

Si contamos solo los estudios de pregrado y posgrado, el CEU acoge ahora mismo
a cerca de 3.000 estudiantes internacionales procedentes de 70 nacionalidades
distintas. Por su potencial, Colombia lo percibimos como un país repleto de oportunidades, con gentes muy competentes y excelentes profesionales, un
país en constante crecimiento y con una personalidad propia que le está permitiendo adaptarse al nuevo contexto geopolítico internacional. Asimismo, llevamos varios años detectando un enorme interés de los jóvenes colombianos por estudiar en España. Desde el CEU estamos encantados de recibirles con los brazos abiertos.

¿Por qué los colombianos deberían estudiar pregrados o posgrados allí?

Con más de 80 años de historia, posee tres universidades en tres de las principales ciudades españolas -Madrid, Barcelona y Valencia-; ofrece una formación integral del estudiante en todas las áreas de conocimiento, un trato personalizado y cercano y, todo ello, basado en los principios y valores del humanismo cristiano. Además, somos la institución educativa española que más invertimos en becas, alrededor de ocho millones
de euros, con el único propósito de ayudar a los alumnos con menos recursos que poseen talento y quieran formarse en nuestros centros docentes.

¿Quién es José Luis Guillén?

Nací en Madrid, estoy casado y tengo dos hijos maravillosos. Me licencié en CC.
Económicas y Empresariales por la Universidad Autónoma de Madrid y obtuve un MBA por el IESE. Actualmente, ocupo el puesto de Director General de la Fundación Universitaria San Pablo – CEU, el mayor grupo educativo privado de España.

Cuál ha sido su trayectoria profesional?

La mayor parte de mi trayectoria se ha desarrollado en empresas multinacionales. He sido Socio Director de KPMG, miembro de su comité de dirección y responsable de la Práctica de Estrategia y Operaciones. Anteriormente trabajé en PWC, Bain & Co y en Telefónica Media. Hasta hace poco tiempo, era el CEO de Social Venture. En los últimos años también he colaborado en el Departamento de Ética del
IESE y con diferentes ONG’s y entidades sociales. He estudiado o trabajado en distintos países y áreas geográficas: Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia u Oriente Medio.

Share

Publicado en Sociedad | Deja un comentario

A PROPÓSITO DE LAS TARJETAS BLACK: REFLEXIONES SOBRE ÉTICA Y EMPRESA

Entre 2003 y 2012, 82 Altos Directivos y Consejeros de Caja Madrid y Bankia hicieron uso de las llamadas “tarjetas Black” por un importe de más de 15 millones de euros, empleados en su mayoría en cuestiones personales. Y todo ello sin tributar a Hacienda.

No añado nada nuevo si señalo que la creación y el uso de esas tarjetas opacas al fisco, empleadas para el disfrute personal de los acusados y con límites inalcanzables para la mayoría de los españoles, es un comportamiento falto de ética.

Pero desde mi perspectiva hay algunos elementos que no hacen sino agravar aún más estos hechos:

1.- Se cometieron no sólo en la época del boom económico, sino que continuó bien entrada la crisis, cuando mucha gente se enfrentaba a situaciones extremas. Parece como si los acusados no se hubieran visto conmovidos en ningún momento por ese entorno social. De alguna forma, es como si se hubiesen habituado a actuar mal. Dedicar tiempo a reflexionar de manera recurrente sobre nuestra forma de proceder y recabar otros puntos de vista independientes nos puede ayudar a evitar ese efecto.

2.- Los acusados no sólo actuaron mal, sino que llevaron a la entidad a la ruina, y aún así siguieron con el sistema de tarjetas. Como en tantas ocasiones, la falta de criterios éticos parece haber tenido un efecto económico claro. Y ello se debe a que en entornos viciados, los criterios éticos y técnicos se difuminan y la gestión se rige por otras normas.

3.- Al mismo tiempo que todo esto ocurría, muchos clientes perdían sus ahorros por prácticas comerciales más que cuestionables. Así la forma de actuar parece haberse extendido a muchas de las actividades de la empresa.

4.- La mayoría de los responsables, contaban con formación y experiencia más que suficiente para poder vislumbrar las implicaciones fiscales de este asunto. Recordemos que hay ex altos cargos de Hacienda y de Economía, así como Inspectores de Tributos entre los acusados. Olvidaron algo fundamental. Un alto cargo es quién tiene más que dar a la Sociedad en la que vive y no al revés. El Servicio debe guiar la actuación de quienes tienen más responsabilidades.

Pero todavía hay dos elementos que a mi juicio no han sido suficientemente señalados y que van en algún caso, más allá de las responsabilidades penales:

1.- Se trató de una práctica que afectó a personas designadas por partidos políticos de todos los colores y por los principales agentes sociales – sindicatos y empresarios –

2.- A pesar de la “alegría” con la que los acusados emplearon las tarjetas y de que hablamos de cerca de una centena de implicados, nadie pareció enterarse de nada.

¿Era algo sistémico o puntual?. ¿cuántos de los actores que “obraron” por omisión están sentados hoy bajo el escrutinio público?

Otra reflexión – más general ésta-  debe  hacerse sobre el papel de los Consejeros y Directivos en las Sociedades y Entidades públicas y privadas. Los Consejeros deben ser gente con capacidad técnica, conocimiento, independencia de criterio y visión. Si aplicamos estos criterios a muchos de los Consejos existentes hoy, veremos que siguen existiendo fuertes lazos políticos, que siguen primando por encima de muchas otras consideraciones. En España seguimos sin valorar a aquel que piensa diferente. Preferimos los grupos, que tan buenos se han demostrado para acallar conciencias – peer preassure- . Este forma de proceder impide que nuestro querido país avance en muchos terrenos. Se hace necesario meter aire fresco en los espacios cerrados.

La Ética no tiene que ver sólo con lo que está bien o mal.   En el mundo de las Organizaciones – sean del tipo que sean- , la Ética debe ayudar a configurar todas y cada una de las actividades que se llevan a cabo. Los principios debe tenerse en cuenta a la hora redefinir políticas, objetivos y procesos de toda índole: desde la selección – que debe garantizar la transparencia y la justicia- hasta las relaciones con los proveedores, la promoción y el desarrollo de los empleados o cómo tratamos a nuestros clientes.  

La Ética tiene que ver con lo que hacemos y sobre todo con cómo lo hacemos.  

Y por último, no olvidemos que todos tenemos la libertad de elegir: actuar de manera virtuosa – con fortaleza- en situaciones como ésta, o bien dejarnos llevar. Pero la elección es nuestra. Y nos configuramos en buena medida en base a nuestra elecciones.

Los Directivos no deberíamos perder la oportunidad que nos brinda este proceso para ir más allá de los titulares escandalosos y reflexionar sobre todo aquello que todavía tenemos que mejorar en nuestro comportamiento y en nuestras Organizaciones para servir mejor a la Sociedad y cumplir su objetivo fundamental que es mejorar a las personas.

 

 

Share

Publicado en Ética y Empresa | Etiquetado | Deja un comentario

CONSTRUIR UNA ORGANIZACIÓN EMOCIONALMENTE INTELIGENTE

A nivel individual, una de las capacidades básicas del liderazgo es la Inteligencia Emocional. Sin embargo, el estrés, la falta de consciencia, la presión por lograr los objetivos o la ansiedad muchas veces nos llevan a no actuar de manera emocionalmente inteligente……y a no lograr nuestros objetivos o a hacerlo a un precio enorme. A nivel corporativo, pasa igual. Las organizaciones emocionalmente inteligentes, tienen también muchas más probabilidades de liderazgo, aunque las prisas, los objetivos equivocados, y otros factores hagan que muchas veces no logren llegar a su mejor versión. Organización Emocionalmente InteligenteLa empresas y las emociones: redes de energía Hoy en día sabemos que las empresas son como redes de electricidad por donde fluyen las emociones, que se contagian de unas personas a otras gracias a las llamadas neuronas espejo. Como señala Sigal Barsade, el contagio emocional existe, y puede ser positivo o negativo. Sigue leyendo

Share

Publicado en Liderazgo Positivo, Personas | Etiquetado , , , , , , | 1 comentario

AFRONTAR CON ÉXITO LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL

Vivimos en un entorno de continuos cambios tecnológicos disruptivos y culturales que nos ofrecen grandes posibilidades y desafíos. La rapidez con la que se producen hace que no seamos conscientes de cómo están transformando nuestra forma de trabajar, de comunicarnos, de relacionarnos, de enseñar… En definitiva, nuestra manera de vivir.

Indudablemente, este contexto obliga a las organizaciones a repensar sus estrategias y procedimientos. No hay que olvidar que la aparición de la informática supuso un hecho crucial para la mecanización de los procesos y la posibilidad de procesar y distribuir información a gran escala. Sin embargo, lo digital ha multiplicado exponencialmente la capacidad de estar conectados. El acceso a internet ha dejado de ser un elemento propio del mundo profesional y se ha convertido en una herramienta de fácil y rápido acceso para todo el mundo. Hoy, hablamos con familiares y amigos a través del Whatsapp, los alumnos pueden acceder a más información de la que conoce el profesor , la música se ha vuelto digital, no hace falta comprar el periódico para recibir información, el e-commerce se está consolidando, en contadas ocasiones pisamos una sucursal bancaria para realizar nuestras gestiones, incluso se afirma ya que el big data es el petróleo del siglo XXI.

En el ámbito empresarial -y también en el de la educación- ha ocurrido algo parecido: nuevos métodos en la selección de personal, marketing digital, comunicación interna 2.0, desarrollo de la marca, internacionalización, innovación, proveedores, investigación, seguridad informática, etc. 

La era digital implica nuevos retos para las empresas e instituciones. Conocer mejor a los clientes, saber cómo adelantarse a sus necesidades, repensar sus estructuras, analizar toda la información disponible, crear un espacio favorable para la innovación y el emprendimiento de los empleados y contar con un nuevo estilo de liderazgo, son algunos de los factores claves  en el proceso de transformación digital de aquellas empresas que no quieran caer en la brecha digital.

Extracto de tribuna publicada en Views, la revista de alumni CEU. Puedes ver el artículo completo y el resto de la publicación en este enlace 

 

 

Share

Publicado en Transformación | Etiquetado | Deja un comentario

3 CLAVES DE LA RESILIENCIA: EL ÉXITO DE PERSONAS Y ORGANIZACIONES

Recuerde a alguien cercano que haya sufrido un drama personal o profesional. ¿Se ha derrumbado, deprimido o ha detenido su vida sin más? ¿O quizá parece haber sacado fuerzas de ello? Hay quien, en lugar de hundirse, persigue con determinación nuevas experiencias, nuevos caminos para su vida. Quien saca algo de la adversidad, cuanto menos, aprendizajes. ¿Son más listos, más valientes, tienen más estudios? NO, sólo son más resilientes¡¡¡

La resiliencia

Creo que todos necesitamos saber qué es eso y, sobre todo, ¡¡¡cómo se consigue¡¡¡ La reciente recesión ha hecho especialmente relevante entender la naturaleza de la resiliencia individual y también qué hace que algunas organizaciones sean más resilientes que otras. ¿¿¿Qué hace que unas resistan la presión y otras se venzan???

Sigue leyendo

Share

Publicado en Ética y Empresa, Personas | Etiquetado , , | Comentarios desactivados en 3 CLAVES DE LA RESILIENCIA: EL ÉXITO DE PERSONAS Y ORGANIZACIONES

3 BENEFICIOS DEL LIDERAZGO POSITIVO Y 4 ESTRATEGIAS PARA IMPLEMENTARLO

¿Es productivo centrarnos en lo negativo? A menudo nos enfrentamos a las situaciones y al trabajo de los demás buscando el error. Nos pasamos la vida resaltando las debilidades y equivocaciones de nuestros hijos, nuestros amigos o colaboradores en el trabajo. ¿Conseguimos con ello mejores resultados? ¡¡¡NO, sólo logramos poner energía en lo que no funciona,  y crear un ambiente irrespirable¡¡¡ Y por cierto, como ya he dicho en muchos otros posts, centrarnos en lo positivo no supone rebajar el nivel de exigencia¡¡¡

Nuestro lado negativo. ¿Y el otro lado?

Tendemos a enfocarnos en lo negativo. Está en nuestra genética, fruto de la evolución. Ser pesimistas, prepararnos para lo peor, es un mecanismo para sobrevivir a catástrofes naturales. De la misma forma, como seres vivos, las organizaciones sienten que tienen que conseguir sus objetivos A PESAR de las deficiencias de sus equipos.

Sigue leyendo

Share

Publicado en Estrategia, Liderazgo Positivo, Personas, Transformación | Etiquetado , , , | Comentarios desactivados en 3 BENEFICIOS DEL LIDERAZGO POSITIVO Y 4 ESTRATEGIAS PARA IMPLEMENTARLO